Astenia primaveral

29/03/2016

¿Qué es?

La astenia es un síntoma presente en varios trastornos, caracterizado por una sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y psíquica; con principal incidencia entre las personas de 20 a 50 años, y mayor preponderancia en las mujeres que en los hombres. Un dos por ciento de la población puede sufrir «cansancio » o astenia coincidiendo con el paso del invierno a la primavera.

¿Cómo podemos evitarla?

Nutrapp os recomienda seguir los siguientes hábitos saludables para vivir el cambio de estación con mayor energía, vitalidad y evitar o minimizar los síntomas relacionados con este leve trastorno primaveral.

 -¡Mantente activo! Realizar ejercicio físico moderado durante 30 – 45 minutos al día es suficiente para sentirnos más vitales y descargar tensiones acumuladas. Un agradable paseo en bicicleta o caminando será suficiente y a su vez disfrutaremos del sol primaveral que nos cargará de energía, mejorará nuestro estado de ánimo y beneficiará la salud de nuestros huesos.

-Sigue unos horarios regulares para las comidas y el sueño. Dormir las horas necesarias nos aportará un descanso reparador y fortalecerá nuestro sistema inmune.

-Sigue una dieta equilibrada, variada y saludable. ¿Cómo?

  • Evitar carencias nutricionales que nos pueden ocasionar estados de fatiga y apatía.
  • Evitar comidas copiosas y pesadas que también nos proporcionan desánimo y pereza.
  • Debemos asegurarnos una buena hidratación para el buen funcionamiento del organismo. Recomendamos una ingesta 6 a 8 vasos de agua (nos pueden ayudar las infusiones y los caldos vegetales).
  • Garantizar la ingesta de verduras y frutas diaria. Se recomiendan 5 raciones de fruta y verdura al día. Una de las raciones de verdura mejor en crudo en forma de ensalada, gazpacho o zumo vegetal natural para beneficiarnos de su aporte en vitaminas y minerales.
  • Los cereales integrales mejor que refinados, nos aportan más vitaminas, minerales y fibra.
  • Realizar cinco comidas al día. Empezar el día con un desayuno completo, un tentempié a media mañana y a media tarde, una comida completa, equilibrada y variada y para acabar el día una cena equilibrada y ligera. Es importante comer cinco veces al día, cantidades moderadas y comidas que nos permitan una buena digestión.
  • Consumir 2 o 3 veces por semana pescado azul y a diario una pequeña cantidad de frutos secos (5 nueces, 15 almendras…). Nos aportan ácidos grasos omega 3, estos protegen nuestro corazón y a su vez nos benefician a nivel psicológico, contra estados de desánimo.
  • Realizar una ingesta baja en grasas, en azúcares añadidos y en calorías vacías (sin ningún aporte nutricional). Para conseguirlo evitaremos los platos procesados, la bollería industrial, dulces y platos o alimentos grasos.

La primavera es una bonita estación que se nos muestra llena de luz y de color. La astenia es pasajera y pasará. ¡Cuídate y vívela con alegría!

 

Sabina Meca. Master Nutrición y Salud. UOC

Nutrapp

Compartir