DALE UNA PATADA A LAS DIETAS MILAGRO

02/05/2018

DALE UNA PATADA A LAS DIETAS MILAGRO  
¡Ya llega el Verano!… ¡La playa!…¡El bañador!… Y nos damos cuenta que no llegamos a tiempo para ponernos en forma, para estar como nos gustaría, para vernos bien. 
¿Y entonces qué hacemos? ¿Buscamos en internet alguna “dieta milagro”? ¿Compramos un libro con la promesa de que perderemos muchos kilos en poco tiempo? 
Pues, no deberíamos. Estas “dietas milagro” suelen tener en común un aporte desequilibrado y/o insuficiente de nutrientes. Y además de no poder mantenerse en el tiempo, pueden ocasionar problemas graves para la salud. SÍ, A NUESTRA SALUD. Aquí os voy a enumerar algunas razones para no volver a caer en la misma trampa. Un tratamiento incorrecto para el sobrepeso puede: 
  1. Originar situaciones de desnutrición o déficit de algunas vitaminas o minerales
  2. Empeorar el riesgo cardiovascular
  3. Generar riesgo metabólico (condiciones que pueden poner en riesgo a la persona de desarrollar enfermedad cardíaca y diabetes de tipo 2)
  4. Transmitir conceptos erróneos sobre el tratamiento del sobrepeso
  5. Favorecer el desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia, etc)
  6. Fomentar el sentimiento de frustración afectando negativamente el estado psicológico
  7. Inducir cambios en el metabolismo energético que produzcan estados de “resistencia” a la pérdida de peso
  8. Hacernos volver al peso inicial (efecto rebote)
  9. En algunos casos, hacernos perder masa muscular   
Y ahora os preguntaréis: ¿Entonces qué hacemos? 
 
Antes de nada, deberíamos empezar a aceptar que no todos tenemos que ser iguales. Algunos somos más bajos, otros más altos, algunos tienen más tripa y otros más piernas. ACEPTARSE y QUERERSE, es la clave, es lo más importante. 
Pero si igualmente creemos que tenemos que cambiar nuestra composición corporal y, sobre todo, empezar a alimentarnos mejor, para mejorar nuestra salud y vernos bien: deberíamos ponernos en manos de un profesional que nos ayude en la consecución de nuestros objetivos. Porque lo más importante para conseguir no fracasar a largo plazo, es: LA EDUCACIÓN NUTRICIONAL Y LA ADHERENCIA. Y esto sólo puede conseguirse poco a poco, cambiando nuestros hábitos y disfrutando de la comida y de una vida activa. Empieza, sin buscar resultados inmediatos… pero buscando resultados definitivos. Porque es tu salud la que está en juego. 
 
   
Natalia R. Laudelino
@natalialaudelino
Estudiante en prácticas Máster Nutrición y Salud de la UOC
Lic. en CC. de la Actividad Física y Deporte por la UV
 
Photo by: rawpixel.com on Unsplash

Compartir