La fruta

24/01/2018

El consumo diario de fruta es esencial para conseguir una dieta equilibrada, nutritiva y suficiente.

La fruta aporta cantidades importantes de ciertas vitaminas con propiedades antioxidantes, protegiendo las células del estrés oxidativo. También aporta fibra (soluble e insoluble) que ayuda a regular el tránsito intestinal.

La fruta contiene unas sustancias llamadas fitoquímicas, que son sintetizadas por las propias plantas para protegerse de los agentes externos (virus, bacterias, hongos...) y que son las responsables del color característico de cada una de ellas.

Según el Código Alimentario Español, la fruta se define como aquella que comprende el fruto, la flor, la semilla o las partes carnosas de los órganos florales que han conseguido llegar a un grado adecuado de madurez para el consumo humano.

Tienen la característica de tener un bajo aporte calórico, exceptuando el plátano y el aguacate. Y por eso son una buena opción para consumir entre comidas o como postre.

Pero cuando se debe consumir la fruta?

Es importante recordar que la fruta, exceptuando que haya una cocción, contiene las mismas calorías a las 8 de la mañana que a las 6 de la tarde.

Consumir la fruta antes o después de la comida depende de todos los alimentos que forman parte del menú. Por ejemplo, si se consume como un postre en un menú formado por ensalada variada y un pescado al horno será muy diferente si se consume el típico menú infantil de muchos restaurantes, macarrones y carne rebozada con patatas. En este último caso hay un mayor consumo de hidratos de carbono, principalmente los macarrones, las patatas y la fructosa de la fruta (hidrato de carbono simple). Si hay un exceso de hidratos de carbono , el organismo lo acaba almacenando en forma de grasa corporal.

Por otra parte, también se puede pensar que el hecho de consumirla de manera aislada es la mejor opción para poder absorber adecuadamente los nutrientes. Pero hay que decir, que a veces es necesario el aporte de otros nutrientes para mejorar la absorción. Por ejemplo, para que el calcio sea mejor absorbido a nivel óseo necesita la vitamina D. También el hierro (inorgánico) tiene mayor absorción conjuntamente con la vitamina C y, por tanto, si se come un plato de espinacas de primero se recomienda una fruta como un kiwi o una naranja o unas mandarinas.

Hay personas que cuando consumen fruta tienen problemas de gases, malestar y, incluso, descomposición. A día de hoy se conoce como intolerancia a la fructosa o mala absorción de la fructosa y, normalmente, también del sorbitol. Aún así hay que hacer un estudio que corrobore si una persona sufre estas intolerancias para poder hacer una valoración de su alimentación.

Ah, y no olvidemos que debemos consumirla 3 veces al día! 

Georgina Bermúdez 

Nutricionista i Dietista de Nutrapp

Foto. Designed by Freepik

Compartir