Los últimos melones de la temporada

20/09/2016

Se acaba el verano pero aún podemos encontrar en el mercado los últimos melones. 

Se trata de una fruta de forma alargada como una pelota de rugby o redondeada, según la variedad. La piel oscila de verde a amarilla con diferentes tonalidades, dependiendo de la variedad. La pulpa es compacta, dulce y muy jugosa. En el centro contiene un gran número de semillas anaranjadas que no se consumen.

El melón  nos aporta una gran cantidad de agua, vitaminas, minerales y azúcares que permiten hidratar y nutrir el organismo de manera sana y natural.

Propiedades nutricionales

El melón destaca por una cantidad de agua elevada (80%). La cantidad de azúcares es moderada (sólo unas 50 Kcal por 100 g de fruta). En cambio, el melón nos aporta grandes cantidades de vitaminas y minerales.

  • Vitamina A: en forma de beta caroteno, depende de la cantidad de pigmento naranja de la pulpa. Cuanto más intenso sea el color naranja, más concentración. La vitamina A interviene en la formación del colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Es una vitamina esencial para el buen funcionamiento de la vista y del sistema inmune.
  • Vitaminas del grupo B: especialmente rico en vitamina B6 (piroxidina) y B3 (niacina), muy importantes para producir energía en el organismo.
  • Vitamina C: vitamina antioxidante muy necesaria para protegernos de los efectos de los radicales libres, cuando hay una exposición excesiva a la radiación solar.
  • Potasio: participa en la regulación del balance de agua en el organismo y también en la contracción del corazón y la transmisión del impulso nervioso.
  • Sodio: tiene una función importante en la regulación del electrolitos, del agua y de la contracción muscular.
  • Calcio: su función principal es ayudar a construir y mantener huesos y dientes, al tiempo que interviene en los procesos de coagulación sanguínea.

 

Efectos sobre el organismo 

  • Por su riqueza en vitaminas A y B, así como la celulosa que contiene, el melón es un alimento laxante.
  • Es también un buen depurativo y desintoxicante y un excelente medio para proveer de agua del organismo. Asimismo, el alto contenido en agua favorece el buen funcionamiento de los riñones.
  • Es un excelente hidratante estar bien hidratado es esencial. Un corte de melón bien fresco aporta el equilibrio ideal de azúcar natural, agua, vitaminas y minerales.
  • El contenido en elementos antioxidantes del melón podría tener un efecto protector contra determinadas enfermedades.  

Digamos adiós al verano con una buena tajada de melón. 

 

 

Compartir