Miriam Bedmar, especialista en BLW, colaboradora de Nutrapp

08/06/2016

Nutrapp entrevistó a Miriam Bedmar, "Como con mis manitas"  especilalista en BLW (Baby Led weaning).

¿Miriam ¿qué es el BLW?

BLW, son las siglas de Baby Led weaning, lo que conocemos como Alimentación autorregulada por el bebé o Alimentación Complementaria a demanda. Se basa en la incorporación de los alimentos sólidos en la dieta del bebé sin triturar, idealmente a partir de los 6 meses. El bebé se alimenta de manera autónoma cogiendo los alimentos del menú familiar saludable con sus propias manos. Es un acto de exploración y experimentación con los alimentos donde descubrirán texturas, olores, colores, sabores, y manteniendo la lactancia como alimento principal durante el primer año de vida, y poco a poco la leche pasará a ser el complemento de los sólidos. Como siempre digo, BLW no es comida a trozos, es respetar el apetito y la saciedad del bebé, así como sus ritmos

¿Cómo lo descubriste?

Soy madre de dos niñas. Cuando tuve la mayor, hace casi siete años yo no conocía BLW, así que hicimos lactancia materna hasta nueve meses, pero el hecho de ir desplazando tomas de pecho por los triturados me llevó a abandonar la lactancia materna e incorporar la lactancia artificial. La incorporación de los sólidos fue muy lenta, siguiendo recomendaciones en aquellos momentos, de profesionales y también según mis conocimientos. El miedo a un atragantamiento, a intolerancias, alergias, condicionó a prolongar demasiado los triturados, y mi niña no toleraba mucho los trozos. Es de esta manera, cuando mi pequeña tenía 3 meses, una amiga me habló del BLW y del libro "Se me hace bola" de Julio Basulto (¡qué gran descubrimiento!). Leí, busqué bibliografía y, cuando empezamos con la Alimentación Complementaria, viví la gran buena acogida de mi peque a los alimentos sólidos, en un período muy corto de tiempo comía lo mismo que el resto de la familia.

¿Tú tienes dos hijas ¿verdad?

Sí, una niña de casi 7 años y otra de casi 3

¿Has aplicado con ellas la técnica de BLW?

Sí, con la pequeña. Desde el primer momento ha tenido una muy buena relación con la comida, ha sido muy receptiva a todo lo que le iba incorporando. Día de hoy es una niña totalmente autónoma en muchos aspectos y no sólo a la hora de comer. La hora de las comidas y la hora de cocinar se hacen muy sencillas, porqué que sea cual sea la cantidad que desea, tiene interés y curiosidad por probar.

¿Cuáles son los beneficios de esta técnica?

La AEPEDI reconoce los múltiples beneficios del BLW, tales como: promueve la lactancia materna exclusiva, ayuda a adquirir hábitos de alimentación saludable, fomenta y promueve el desarrollo psicomotor del bebé, mejora la transición a la alimentación sólida y prevé la obesidad.

 ¿Le aconsejas a una madre sufridora el BLW?

Aconsejo a cualquier familia a informarse sobre esta manera de hacer, asistiendo a talleres, viendo videos o conferencias de profesionales, leyendo bibliografía y, si tienen la posibilidad, hablar y conocer de la mano de familias que ya hacen o han hecho BLW, para conocer su experiencia. Hay, con todo, ciertos temores, pero cuando te informes y lo puedes compartir ves que vale la pena

¿Pero realmente ¿hay peligros?

Uno de los temores más frecuentes es el miedo al atragantamiento, pero cuando las familias reciben información de cómo han de ofrecer los alimentos, en consistencia y tamaño, conocen los alimentos con más riesgo de atragantamiento, y cumplen unas normas básicas de seguridad, tales como: buena postura corporal, que coordine ojo, mano y boca y tenga interés en los alimentos; que pueda y quiera comer y sobre todo que nunca lo dejen solo.

Yo aconsejo a las familias que tengan un mínimo de conocimiento en primeros auxilios, es por eso que en mis talleres les cuento. Para los profesionales sanitarios lo que más preocupa es que el bebé tenga un aporte correcto de nutrientes y energía, en mis clases siempre doy indicaciones para que desde el primer momento ofrezcan alimentos ricos en hidratos de carbono y en hierro, e ir incorporando todos los grupos alimentos de manera gradual.

 ¿Cuéntanos los beneficios del BLW?

Volvería a remarcar los beneficios que citaba la AEPEDI, y a título personal: para mí ha sido un gran descubrimiento, la hora de comer y cocinar, así como salir fuera de casa y comer fuera es sencillo y práctico.

 ¿Se hace en otros países?

Sí, conozco familias de procedencia de países como Reino Unido, Irlanda, Alemania, Estados Unidos... que me han hecho referencia que es una manera común de que los bebés se alimenten, haciendo BLW. Además hay bibliografía de lugares como Nueva Zelanda.

 ¿Te sientes satisfecha de tu trabajo?

¡Por supuesto! Me siento feliz de poder ayudar y asesorar a las familias y continuar acompañándolas en el proceso de incorporación de los alimentos sólidos. Las familias están agradecidas de mi trabajo y lo muestran con su cariño y reconocimiento. Animo a las familias a que conozcan BLW es una experiencia fantástica que da la oportunidad a las familias ya los bebés de alimentarse de una forma sana y natural y disfrutar de los momentos de las comidas.

Compartir