Farinata

02/05/2015

La farinata, también llamada fainé o fainá (de su nombre en el dialecto de Génova, en la región de Liguria, en Italia) es un pan sin fermentar hecho a base de harina de garbanzos. Es un plato apto para celíacos, aporta proteína vegetal, fibra, vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6), ácido oleico, vitamina E y minerales como calcio, magnesio y hierro.

Se puede utilizar como base de una pizza o como pan para acompañar cualquier tipo de producto.

PREPARACIÓN

  • Poner en un bol la harina de garbanzos y verter un poco a la vez, el agua.
  • Mezclar todo bien, prestando atención a deshacer los grumos, hasta obtener una mezcla líquida homogénea
  • Dejar reposar, revolviendo ocasionalmente, 4-5 horas (a ser posible una noche entera en la nevera), cubierto con una tapa.
  • Pasado este tiempo es probable que se haya formado un poco de espuma en la superficie: retirarla con una espumadera.
  • Agregar a la mezcla la sal y la mitad del aceite y mezclar bien.
  • Verter el aceite restante en una bandeja para pizza de unos 40 cm de diámetro, cubriendo toda su superficie.
  • Verter la mezcla en la bandeja y cocer en un horno precalentado a 220ºC durante aproximadamente media hora hasta que la masa adquiera un color dorado.
  • Continuar la cocción solo la parte de arriba del horno (máximo 15 minutos, dependiendo de la potencia) hasta alcanzar una aspecto muy dorado por los dos lados.
  • Sacar del horno, espolvorear con sal, romero y pimienta recién molida, cortar en cuadrados y servir aún caliente acompañada de verduras, queso, pesto ligure (pisto de aceite, piñones, parmesano y albahaca).

¿NO TIENES HORNO? Existe un método de cocción alternativo: utilizar una sartén antiadherente con fondo espeso, a fuego moderado añadir el aceite y cuando esté bien caliente, verter la masa y cocer aproximadamente unos 15 minutos, hasta que se forme una corteza en la parte inferior. Dar la vuelta con la ayuda de un plato y acabar la cocción por el otro lado.

INGREDIENTES

  • Harina de garbanzos 300 gr.
  • Aceite de oliva virgen extra: un vaso (unos 200 ml)
  • Agua: 900 ml.
  • Pimienta y/o romero (al gusto)
  • Sal

Compartir